Los recortes afectarán al proceso de adopción en la Comunitat Valenciana

Los recortes afectarán al proceso de adopción en la Comunitat Valenciana

Alicante
Las ya de por sí largas listas de espera en la tramitación de adopciones se ampliarán aún más tras los recortes anunciados por la Conselleria de Bienestar Social en los equipos psicosociales, encargados de realizar los informes para las adopciones nacionales e internacionales.
La nueva adjudicación de servicios de estos grupos de trabajo, que se componen de un psicólogo y un trabajador social, recoge una disminución de un 50% de la cantidad de trabajadores que se contratarán a partir del próximo 7 de julio.
De esta forma, si en Alicante había tres grupos, conformados por seis profesionales, a partir del próximo mes se reducirá a uno y medio (tres trabajadores), mientras que en la provincia de Valencia se pasa de seis a tres y en Castellón sólo permanecerá medio equipo.
La Federación de Enseñanza de CC OO denunció ayer esta situación y alarmó de las graves consecuencias que provocará la disminución de profesionales en esta área, desde el aumento en el periodo de tiempo en que se realicen las adopciones hasta el precario servicio de seguimiento que se realizará en las mismas.
“Desde Conselleria justifican esta enorme reducción en la disminución de las solicitudes de adopciones a causa de la crisis y a las dificultades en la adopción internacional que van surgiendo en los países de origen”, afirma el sindicato.
Unas medidas que el delegado de Familia, Infancia y Juventud de CC OO reconoce, pero que, “en ningún caso justifican el recorte”, ya que “el número de adopciones nacionales ha ido en aumento los últimos años y, además, las solicitudes no han disminuido”.
“Este servicio nació en 1998 debido a la gran demanda que existía, que ha ido en aumento desde ese momento, no entendemos este recorte brutal”, afirmó la delegada sindical de Valencia, Carmen Torment, quien además señaló que una menor calidad en el seguimiento tras la adopción se traducirá en un mayor fracaso del proceso, que calificó como una “verdadera tragedia para las familias”.
Periodos
Torment afirmó que la adopción nacional de un niño sano suele durar alrededor de 6 años, un periodo que se reduce en el caso de que los menores se encuentren enfermos o sean grupos de hermanos. Tras los recortes, la delegada sindical asegura que este tiempo se extenderá, aunque no ha sabido precisar en cuánto.
Las tareas que llevan a cabo estos equipos, como la valoración que realizan cuando se deriva la solicitud presentada por la familia, el informe de idoneidad, y actualización cuando se producen cambios significativos en la propia familia, han permitido la expedición a lo largo del pasado año de 266 informes en Alicante, así como también de 62 informes de seguimiento y 240 entrevistas de servicio post-adoptivo.
Fuente: diarioinformacion.com
Siguenos en:

Deja un comentario